EL IMPERIO DEL PLACER CULPOSO

Sophie Turner es acusada de racista

Éste comentario hizo que sus fans se convirtieran en sus haters

Sophie Turner conocida por su papel de Sansa Stark en la serie 'Games of Thrones', se envolvió en la polémica luego de que un antiguo vídeo suyo se se volviera viral porque en él utilizaba supuestamente la expresión racista 'ni*ga', empleada de forma peyorativa contra los afroamericanos.

La grabación fue difundida por una cuenta de Twitter que comparte información sobre la popular serie, tras recuperar el clip que había sido compartido hace tiempo en la sección de 'Stories' de la red social Instagram. En él aparecen tanto la actriz como su novio, el cantante Joe Jonas, acompañados de varios amigos en lo que parece ser un gimnasio, y en un momento dado Sophie mira a la cámara para preguntar '¿qué pasa?' antes de añadir la palabra en cuestión.

Tras ser publicado el video, rápidamente generó un lluvia de críticas en su contra exigiendo a Turner una disculpa pública y, en los casos más extremos, que no volviera a ofrecérsele ningún papel en el cine como lo hizo en la franquicia 'X-Men', dónde interpretó a "Jean Grey".

Ahora Sophie se ha apresurado a salir al paso de la polémica para aclarar que la grosería que realmente dice en el vídeo es la expresión 'motherf*ckers', que podría traducirse como 'cabr*nes'.

"Utilicé las palabra 'cabr*nes' en un vídeo reciente publicado en Instagram y no el término racista que se ha sugerido. Me molesta que alguien pueda pensar que sí lo dije y quiero aclarar que nunca se me ocurriría utilizar una palabra tan horrible", apuntó la actriz en un comunicado público.