EL IMPERIO DEL PLACER CULPOSO

Alexander Skarsgård no toleró ser una estrella infantil

En su niñez optó abandonar la actuación, para después retomarla con más éxito

El debut de Alexander Skarsgård al mundo del entretenimiento inició a los 8 años con la película Åke y su mundo' y posteriormente en la serie de televisión  'Hunden som los', dos trabajos que le convirtieron sin previo aviso en una de las estrellas infantiles más conocidas de su país natal Suecia. Agobiado por esa súbita popularidad, el actor decidió abandonar la actuación durante más de una década.

"No quiero decir que me hiciera estar paranoico, pero sí que era un poco incómodo. Fue de la noche a la mañana. De repente, chicas que el día anterior ni siquiera se hubieran dignado a mirarme empezaron a prestarme atención. De repente les parecía interesante y todo me parecía demasiado hipócrita", recuerda el hijo del veterano actor Stellan Skarsgård, en una entrevista al podcast 'Awards Chatter' del portal The Hollywood Reporter.

Su autoimpuesto retiro no le sirvió, pues, para descubrir una nueva vocación y tras perfeccionar su inglés en Londres y cursar varias clases de interpretación Nueva York, comenzó a compaginar pequeños papeles en su país natal con sus esfuerzos por labrarse una reputación en la meca del cine. Sin embargo, tras varios años sin conseguir su 'gran oportunidad', estaba más que listo para tirar la toalla, hasta que se topó con las series: 'Generation Kill' y 'True Blood'.

"Pensé: 'No quiero levantarme un día a los 65 y arrepentirme de no haberlo intentado ya de adulto. Pero me llevó un tiempo. Me di de bruces con la dura realidad. A principio del año 2007, empecé a tocar fondo y pensé: '¿Qué hago aquí en Los Ángeles? ¿Estoy de verdad mejor aquí? Por lo menos en Suecia tengo trabajo'. Ya había vendido mi coche y estaba dispuesto a volver a Suecia, de hecho ya tenía un billete de vuelta".

Ahora protagonizando al violento marido de Nicole Kidman en la serie Big Little Líes (HBO) , así como el haber protagonizado la cinta 'La leyenda de Tarzán', lo han convertido de nuevo en una estrella capaz de eclipsar la fama de su propio padre.

Notas relacionadas