EL IMPERIO DEL PLACER CULPOSO

La peligrosa dieta de Robert Pattinson para bajar de peso

Inclusive, estuvo a punto de intoxicarse con mercurio por lograr el aspecto que deseaba

Para su más recientement filme, titulado 'Good Time', el actor Robert Pattinson tuvo que perder peso para transformarse en el desgarbado ladrón Connie Nikas.

El intérprete británico decidió alimentarse solo a base de atún enlatado, con la excepción de un poco de salsa picante para acompañar y también de cápsulas de café exprés. Hace unas semanas ya bromeaba con la posibilidad de que hubiera llegado a intoxicarse con mercurio por culpa de este cambio en su dieta, pero lo importante es que consiguió la imagen desaliñada y casi enfermiza que requería el papel.

"Solo comí ese atún que viene en latas pequeñitas. Tengo este hábito poco saludable de comer solo atún cuando quiero adelgazar. Aunque al mismo tiempo pensé: 'Es más o menos saludable, así que voy a comer atún'", ha revelado en una entrevista al portal especializado Vulture.

Eso no fue todo lo que hizo Pattinson pues también vivió durante meses en un sotano mientras preparaba su papel se convirtió en la peor pesadilla de sus vecinos. En todo ese tiempo, no cambió ni una sola vez las sábanas de su cama, dormía con la ropa de calle que había llevado ese mismo día y dejaba siempre las cortinas cerradas. Todo ello, sumado al intenso olor del atún, hizo que nadie, aparte de él, se atreviera a poner un pie en ese apartamento de Harlem (Nueva York).

"No dejaba que nadie me viniera a visitar. Ni siquiera sacaba la basura, así que todo el apartamento apestaba a pescado podrido. Había porquería por todos sitios", ha asegurado también en la misma conversación, en la que comenta con cierto orgullo que antes de empezar a rodar visitó una cárcel de Manhattan donde le llegaron a confundir con un preso precisamente por ese aspecto desmejorado que lució durante el tiempo que vivió como si fuera el personaje.