EL IMPERIO DEL PLACER CULPOSO

Sinéad O'Connor se sincera sobre sus problemas mentales

'Para mi familia no es fácil lidiar con lo que padezco'

Sinéad O'Connor ha vuelto a sincerarse sobre sus problemas personales y familiares que se derivan de su frágil estado mental que le ha llevado a intentar quitarse la vida en varias ocasiones.

La intérprete se ha mostrado ahora algo más conciliadora con su expareja John Reynolds y su primogénito Jake, al admitir abiertamente que la enfermedad ha hecho de ella una persona "difícil" de tratar.

"No es fácil para las familias tener que lidiar con las enfermedades mentales. La gente que las padecemos podemos ser muy difíciles. Además, el estigma que todavía existe sobre este tema no anima precisamente a hablar de ello con normalidad", ha expresado en un nuevo extracto de su reciente entrevista con el televisivo Doctor Phil.

Hace escasamente un mes, Sinéad compartía en su Facebook un vídeo tan conmovedor como preocupante en el que se desahogaba por completo sobre la angustia en la que está instalada desde hace algo más de un año, durante el cual solo habría contado con el respaldo de su psiquiatra.

"Estoy completamente sola, no tengo a nadie ahora mismo en mi vida con la excepción de mi doctor, mi psiquiatra, que es la persona más dulce del mundo y la que me dice a diario que soy su heroína. Eso es lo único que me mantiene con vida por el momento, lo cual es bastante patético. Quiero que todo el mundo sepa lo que se siente cuando tienes una enfermedad mental y estás a tu suerte. Por eso estoy haciendo este vídeo", explicaba entre lágrimas.

Dos meses antes de lamentarse por la situación de soledad en la que se encuentra, la irlandesa se dirigía a su familia en otra publicación de Facebook para pedirles perdón por las duras acusaciones que había vertido contra ellos el año anterior.

"El año pasado hice algo... imperdonable porque no estaba pensando con claridad. Insulté a gente que quiero con toda mi alma, y lo hice utilizando un lenguaje intolerable. Quiero pedirles perdón aquí [en la esfera virtual] porque fue aquí donde hice algo tan horrible. No soy una persona que suela tener remordimientos, pero lo que hice, como ya he dicho antes, es imperdonable. Y tengo que decir que en realidad ellos son personas geniales, soy yo la que se ha comportado como una auténtica gilip*****", escribía.